Archive for 24 marzo 2010

Poema: El viejo canal

24 marzo, 2010

Huyendo del implacable estío meridional

y dejando atrás el tedio y las preocupaciones,

marché al norte en busca de una respuesta

que pusiera fin a tanta incertidumbre.

Viajé por mil caminos,  crucé las estaciones,

vi otras gentes, otras costumbres,

y el ojo captaba todas aquellas novedosas vivencias.

Qué gratificante es el viajar sin tener marcado un rumbo,

sin temores a retrasos o a cancelaciones,

viajar como se viajaba antes, sin turismo, ni hoteles,

siguiendo el propio ritmo que marcan nuestros pasos,

porque además de conocer otros sitios, otras situaciones,

tenemos la oportunidad de ahondar en nuestro interior,

de visitar aquellas parcelas del ser

que la vida cotidiana y sus problemas nos ocultan.

Entonces llegué a esa ciudad regada por los canales,

que como una Venecia del norte, llamaba a la paz y

al silencio de sus melancólicas calles.

“Aún vagarán por aquí las almas de los Tercios de Flandes”,

pensé en recogimiento, absorto por la belleza de aquel rincón

en el que el tiempo parecía haberse detenido,

en presencia de la oscura agua, la frondosa vegetación,

y los gruesos muros de las casas que se hundían en el viejo canal.

Allí olvidé mi tristeza, que se había diluido

como un motivo más de ese inolvidable paisaje.

Javier Carrasco

Poema "VIDA ROTA"

21 marzo, 2010

Tras trabajar el tema de la Violencia de Género, con el alumnado de 1º Curso del C.F.G.S. de Integración Social, el pasado día 25 de Noviembre, el alumno Jose María Gálvez Ocaña, escribió el siguiente poema.

“VIDA ROTA”


Sintiendo en la vida un verso

que no sabe de palabras,

que se esconde tras el llanto,

que te humilla y te maltrata.


Suspirando en cada intento,

por vencer a tu mirada

que me viola cada noche

y me vende con palabras….


Se llevó mis ilusiones

mendigó con cada lágrima

me creí su cenicienta,

de ese cuento que no acaba…


Ya nunca recibo flores, ni tan siquiera cartas

sólo siento en mí tus golpes, y me callo…

al final, ganas.


Ojalá nunca se escriba una carta de despido

pues aunque de pena muera, espero no estar contigo

ojalá siempre hay dicha, en mujeres que aman tanto,

pues si existe la otra vida, perderé por fin tu rastro.


Al final de cada verso

siempre hay una despedida

por ello, se esfuma el ruido y con él,

mi alma perdida

De extrañar como te extraño

y morir, será otro día.


Autor: Jose María Gálvez Ocaña

Alumno de C.F.G.S. Integración Social

Cuento "Solidaridad"

21 marzo, 2010

Teniendo presente la lucha contra las catástrofes naturales, como las que han acontecido en Haití y Chile como últimos ejemplos de la devastación natural;  deben renacer los valores más humanos de cada una de las personas,  de ahí el siguiente cuento ilustrado por una de las alumnas que componen el Grupo de 1º Curso del C.F.G.S. de Integración Social.

CUENTO: “ SOLIDARIDAD “

En un lejano país hubo una vez una época de gran pobreza, donde sólo algunos ricos podían vivir sin problemas. Las caravanas de tres de aquellos ricos coincidieron durante su viaje, y juntos llegaron a una aldea donde la pobreza era extrema. Era tal su situación, que provocó distintas reacciones a cada uno de ellos, y todas muy intensas.

El primer rico no pudo soportar ver aquello, así que tomó todo el oro y las joyas que llevaba en sus camellos, que eran muchas, y los repartió sin quedarse nada entre las gentes del campo. A todos ellos deseó la mejor de las suertes, y partió.

El segundo rico, al ver su desesperada situación, paró con todos sus sirvientes, y quedándose lo justo para llegar a su destino, entregó a aquellos hombres toda su comida y bebida, pues veía que el dinero de poco les serviría. Se aseguró de que cada uno recibiera su parte y tuviera comida para cierto tiempo, y se despidió.

El tercero, al ver aquella pobreza, aceleró y pasó de largo, sin detenerse. Los otros ricos, mientras iban juntos por el camino, comentaban su poca decencia y su falta de solidaridad. Menos mal que allí habían estado ellos para ayudar a aquellos pobres…

Pero tres días después, se cruzaron con el tercer rico, que viajaba ahora en la dirección opuesta. Seguía caminando rápido, pero sus carros habían cambiado el oro y las mercancías por aperos de labranza, herramientas y sacos de distintas semillas y grano, y se dirigía a ayudar a luchar a la aldea contra la pobreza.

Y eso, que ocurrió hace tanto, seguimos viéndolo hoy. Hay gente generosa, aunque da sólo para que se vea lo mucho que dan, y no quieren saber nada de quien lo recibe. Otros, también generosos, tratan de ayudar realmente a quienes les rodean, pero sólo para sentirse mejor por haber obrado bien. Y hay otros, los mejores, a quienes no les importa mucho lo que piense el resto de generosos, ni dan de forma ostentosa, pero se preocupan de verdad por mejorar la vida de aquellos a quienes ayudan, y dan mucho de algo que vale mucho más que el dinero: su tiempo, su ilusión y sus vidas.
¡Aún estamos a tiempo de cambiar al grupo bueno!

Autora: Mónica Gilabert Martínez

Alumna del C.F.G.S. de Integración Social.

Equipo Educativo C.F.G.S. Integración Social

-Paqui Vico Sánchez

-Encarna Padilla

– Mª Angeles Monje

Concurso "Día de la Paz"

10 marzo, 2010

Para celebrar el Día de la Paz se organizó el siguiente concurso:

CONCURSO

LOGOS, LEMAS, RELATOS CORTOS Y POEMAS

TEMA: “LA NO VIOLENCIA EN EL IES ALHADRA”


BASES:

1ª. –Podrán participar todos los alumnos y alumnas del IES ALHADRA, individualmente o integrándose en grupos.

2ª. –Las secciones del Concurso quedan establecidas como sigue:

a) LOGOS: Que personalice y represente la NO VIOLENCIA EN EL IES ALHADRA.

b) LEMAS: Que identifiquen al IES Alhadra como Centro no violento.

c) RELATOS CORTOS: Referidos al tema de la No violencia (máximo dos folios por una cara a doble espacio, A4.

d) POEMAS: Máximo 20 líneas.

3ª. –Los trabajos se presentarán bajo seudónimo y  grapado en un sobre con los datos reales de los autores.

4ª. –El jurado estará formado por profesorado, alumnado y representantes del AMPA.

5ª. – Los trabajos se entregarán en el Departamento de Filosofía: Escalera 1, planta 1. La fecha límite 25 de Enero.

6ª. –El Fallo de los premios será el día 30 de Enero Día de la Paz.

7ª. –El Logo y el Lema premiados se materializarán en  chapas distintivas de nuestro centro.

8ª. –El Relato corto y el Poema premiados se publicarán en la Revista Digital.

9ª. –Se establece un único premio en cada una de las secciones consistente en: Material Escolar que no supere los 50 Euros.

10ª. –A todo el alumnado participante se le entregará un DIPLOMA DE HONOR, donde conste su colaboración y esfuerzo por erradicar la violencia y luchar por una convivencia pacífica.

A continuación publicamos los ganadores en  las diferentes secciones. El premio de Lemas ha quedado desierto, en su lugar se han otorgado dos premios en Poemas.

La concesión de los premios se realizó en el recreo, en un acto en el que participaron profesores y alumnos. Este concurso forma parte de las actividades previstas para el Día de la Paz.

POEMAS PREMIADOS

“ESPERANZA”

Todos estos años inmerso en la locura                                                                           

de un mundo gris que expira de amargura.

Mundo en guerra, mundo inerte,

ahogado en la ternura de volver a verte.

Si esto no cambia, no habrá remedio alguno,

la negrura nos consumirá de uno en uno.

Más guerras, menos mundo,

lágrimas muertas sobre un No rotundo.

Sociedad concentrada en un anhelo de Paz,

sociedad muerta, al ver y no estar.

Mundo impuro, mundo inmóvil,

nacer, crecer, reproducirse y esperar a morir.

Espero ansioso tu llegada, Paz,

espero ser feliz y crecer en la libertad.

Más amor, menos inquietud,

puedes  ayudarnos Tú, sólo Tú.

Fabio Francisco Pérez Alonso, 1º Bachillerato

LA PAZ

Viva la paz.                                                                                                           

Viva la paz.

Viva la gente

que no hace llorar.

Viva el amor.

Viva el querer.

Viva la gente

que te hace crecer.

Viva la paz.

Viva la paz.

Viva la gente

que no hace enfadar.

Tamara Heredia, 3º ESO

RELATO CORTO PREMIADO

CONFESIONES

Raúl es un chico de quince años, amable, educado, cariñoso, etc. Se metió a estudiar cuarto de la ESO en un centro llamado IES Alhadra; donde la convivencia con algunos de sus compañeros iba a ser casi imposible.

La primera mañana que fue al instituto, se dio cuenta de que no conocía a nadie, “solo ante el peligro”, pensó el pobre chico al ver tanta gente reunida allí. La primera reacción que tuvieron los alumnos reunidos en ese patio fue mirarlo de arriba abajo y, seguidamente, darse la vuelta para ponerle un mote, reírse de él o simplemente hacer de su llegada un tema de conversación.

Sonó el timbre que indicaba la hora de entrar en clase. Raúl se dirigió a la conserjería para preguntar dónde tenía que ir para llegar a clase.

–          Aula 132… -dijo la conserje.

Raúl empezó a subir las escaleras rápidamente para no ser visto, pero fue algo imposible ya que había gente esperando que abrieran las clases en las plantas inferiores a  la suya… Con la cabeza gacha y las manos en los bolsillos, subió a duras penas por las escaleras hasta la tercera planta. Buscó su clase y vio que todos los niños estaban sentados con el profesor pasando lista en ese momento.

– ¡Hola, buenos días! –dijo Raúl en voz baja y clara, sentándose en uno de los pupitres vacíos y sin alumnos al lado.

– ¿Cómo te llamas? – preguntó el profesor cogiendo la lista del alumnado.

– Raúl González López.

En ese momento, Raúl se percató de que los veinticinco alumnos de esa clase le estaban mirando: unos se reían, otras le observaban para después hablar de él, y otros, incluso, pasaban olímpicamente de Raúl.

El profesor le dio la bienvenida y comenzó la clase. Uno de los alumnos se dirigió hacia Raúl y se presentó:

– ¡Hola!, me llamo Marc…

A Raúl le pareció buen chico, ya que fue el único que se presentó, se sentó a su lado en las clases siguientes y se empezaron a conocer.

Tocó el timbre, era la hora del recreo. Raúl y Marc fueron al patio y empezaron a compartir momentos de clase y de recreo. Marc le había contado a Raúl que era homosexual y que eso no era fácil en este centro porque te insultaban a cada momento y más sabiendo que tuvieras inclinaciones sexuales diferentes. Marc le dio un consejo, ya que lo consideraba un amigo, para que Raúl lo cumpliera en el instituto y así no meterse en líos. El consejo era que no contestara los insultos que le dijeran los demás, porque algunos de los chicos lo único que buscaban era una excusa para formar una pelea.

En ese momento, un chico de la otra clase de cuarto, muy temido por su carácter, dijo:

–          ¿Qué Marc?, ¿otro novio nuevo? ¡Maricones de mierda!

Raúl se giró y, no pudiéndose contener, le contestó:

–          ¡Cállate la boca!

Marc se quedó de piedra al ver que su nuevo amigo iba a pasar a ser un fiambre. El chico llamado José se acercó a Raúl rápidamente y lo agarró del cuello  diciéndole la frase que ningún  chico inocente quiere escuchar: Te espero a la salida. Raúl, blanco como el papel, se arrepintió de lo que había dicho, pero ya era demasiado tarde.

No se lo dijo a ningún profesor, no quería meter más cizaña. Las tres últimas horas fueron largas para Raúl y Marc, porque sabían lo que iba a pasar.

Al salir del instituto vio a aquel chico esperándole con unos cuantos más. Tragó saliva y salió. Justo al salir, recibió el primer puñetazo en la cara, cayendo al suelo mareado y desorientado. Los demás alumnos del instituto los rodearon y animaron como si de un combate se tratara, gritando: ¡Pelea, pelea!

Cuando el chico conflictivo se desahogó con la cara de Raúl, le escupió en la cara y le dijo:

–          ¡Ya sabes quién manda aquí!

Seguidamente, la gente empezó a marcharse riéndose de él, quedándose los dos amigos sentados en la acera del instituto.

–          La próxima vez que te advierta sobre algo de aquí, haz caso –dijo Marc asustado al ver la cara de su amigo y con la impotencia de no haber podido hacer nada por evitar la pelea.

–          No habrá próxima vez. Si en la primera semana me pasa esto, cuando lleve un año, ¿qué me pasará? Hablaré con mis padres para que  me cambien de instituto. No ha sido una buena experiencia. Sólo por intentar defender a un amigo, te pegan. Si te insultan por los pasillos y contestas, te pegan. Y… ¿dónde están los profesores y los conserjes? Hay una pelea en la puerta y nadie sale a separarnos. ¡Es vergonzoso!

–          Bueno, la verdad es que cuando hay peleas no salen y después te dan charlas dentro para no recurrir a la violencia. Como has podido comprobar, no sirve de nada ya que los verdaderamente conflictivos son los que se las pasan por los forros. Aunque yo intente no meterme en líos, me acaban diciendo cosas por los pasillos y las tengo que aguantar. Si se lo digo a un profesor, les pone un parte y a ellos les sirve de diversión, les sube un peldaño más en su pequeña jerarquía.

–          Marc, si se meten contigo, ¿por qué no te cambias de instituto?

–          Porque esto ocurre en todos lados, con más o menos frecuencia, pero pasa. La homofobia, el racismo y todo eso siempre está presente en un instituto.

–          Yo, por lo pronto, me voy a mi casa a que mis padres me vean la cara que me han dejado –dijo Raúl decepcionado.

–           Aunque hayas salido perdiendo, para mí has ganado. Gracias por haberme defendido –dijo Marc.

–          De nada, todo por los amigo. Luego hablamos por el msn.

La vida en el instituto es más dura de lo que parece. ¿Será en todos así? Por lo pronto, en el IES Alhadra, sí…

Cambiaremos esta situación y que la historia de Raúl y Marc no vuelva a suceder. ¿Difícil, verdad?

Adrián Nanclares Simón, 3º B

LOGO PREMIADO

Ángela García Espejo, 1º Bachillerato

El siguiente poema no ha resultado premiado, pero lo hemos publicado porque nos ha parecido que merece la pena darlo a conocer, ya que recoge perfectamente la idea de Paz.

ENCONTRAR LA PAZ

Presente está la guerra,

conflictos por ganar terreno,

hambre causan en la Tierra

y muertes provocan sin freno.                                                                                          

¿Dónde está la PAZ?

Hacia los oscuros, racismo,

sólo por ser de color;

a las mujeres, machismo,

sin sentido ni razón.

¿Dónde está la PAZ’

Sin escuelas, el tercer mundo,

no disfrutan de hospitales;

muertes por mil en un segundo,

y pocos van a ayudarles.

¿Dónde está la PAZ?

El amor sin distinción,

la felicidad nos da,

sin importar nación ni religión.

¡¡AHÍ ESTÁ LA PAZ!!

Manuel Gil Rodríguez, 3º B

La verdadera historia de Filípides y Maratón

10 marzo, 2010

Desde el departamento de Latín y Griego, vamos a empezar a trabajar con wordpress los hechos curiosos, que dan respuesta a muchas de las preguntas, y que surgieron en el mundo grecorromano

Vamos a comenzar por cómo surgió la verdadera historia de la maratón

“Según la leyenda, Fidípides, después de participar en la batalla, recorrió los 48 kilómetros que separan la llanura de Maratón de la ciudad de Atenas corriendo para anuncia la victoria ateniense sobre los persas. Cuando llegó a la ciudad solo pudo decir νενικήκαμεν “hemos vencido” y cayó muerto.

Pero…¿cuál es la verdadera historia de Fidípides?

Según Heródoto, Historiae VI, 105, Fidípides fue ἡμεροδρομος , el hemerodromos (mensajero de larga distancia) envíado por Milcíades a Esparta para pedir su apoo en la Primera Guerra Médica. Recorrió aproximadamente los 250 km que separa Atenas de Esparta…¡en menos de 48 horas! Los espartanos se encontraban en plena celebración religiosa, la Karneia, por lo que no podían combatir hasta la siguiente luna llena. Ello suponía una espera de seis días, asi que Milcíades decidió intervenir a pesar de todo y venció. Cuando llegaron los espartanos, felicitaron a los atenienses y regresaron a su patria sin combatir. Se creía que la batalla había sido el 29 de septiembre del 490 a.C., pero en la actualidad se propone un cambio en la datación tomando como referencia la fiesta de Karneia en el calendario espartano y no en el ateniense. Así, la fecha aceptada es la del 12 de agosto.

Pero Heródoto no habla de la marcha de Fidípides a Atenas para anunciar la victoria. El primero en mencionar esto es Plutarco (unos 500 años después de estos hechos), que atribuye a la acción a Eucles o Tersipo, y Luciano de Samosata (125-181) nombra ya a Fidípides.

La leyenda es retomada en 1820 por Elizabeth Browning en su poema The Batlle of Marathon, obra romántica de gran éxito que fija la leyenda del corredor de MAratón tal como hoy la conocemos. Entusiasmó al mismo barón de Coubertin, quien incluyó en los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna, Atenas 1896, un maratón (de 41 km 800 metros), aunque no se correspondía con ninguna de las pruebas atléticas de la antigüedad.

En esta ocasión ganó un pastor griego llamado Spiridion Louis. A partir de este momento, la prueba de maratón suele ser prueba de clausura de toda competición atlética, incluidos los Juegos Olímpicos. Había nacido el maratón como carrera atlética.

Finalmente, en los Juegos Olímpicos de Londres de 1908 la carrera pasó a ser de 42 kilómetros y 195 metros, pues esta era la distancia entre Windsor y el estadio olímpico.

Inspirados en la verdadera carrera de Fidípides, un grupo de corredores británicos de la RAF (Royal Air Force) estudiaron las posibles rutas seguidas por el hemerodromos y crearon el Spartathlon, que se celebra anualmente desde 1982 entre Atenas a Esparta.Es considerada por muchos como la carrera de resistencia más dura del mundo: debe completarse antes de 36 horas. Cada año acuden a esta cita numerosos participantes, de los que menos de la mitad consiguen llegar a la meta. Eso sí, aquellos que lo consiguen pueden estar doblemente orgullosos: no solo cubren distancias que otros no pueden ni siquiera imaginar, sino que además, ellos sí, lo hacen siguiendo las huellas del mítico Fidípides.

Dolores García Ortega 1ºBACH.

Cine:"Juno"

8 marzo, 2010

Dirección: Jason Reitman.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 91 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación: Ellen Page (Juno), Michael Cera (Bleeker), Jennifer Garner (Vanessa Loring), Jason Bateman (Mark Loring), Allison Janney (Bren), J.K. Simmons (Mac), Olivia Thirlby (Leah), Eileen Pedde (Gerta Rauss), Rainn Wilson (Rollo), Daniel Clark (Steve Rendazo), Aman Johal (Vijay).
Guión: Diablo Cody.
Producción: Lianne Halfon, John Malkovich, Mason Novick y Russell Smith.
Música: Mateo Messina.
Fotografía:
Eric Steelberg.
Montaje: Dana E. Glauberman.
Diseño de producción: Steve Saklad.
Vestuario: Monique Prudhomme.
Estreno en USA: 5 Diciembre 2007.
Estreno en España: 1 Febrero 2008.

SINOPSIS

Juno es una adolescente de Minnesota que vive de acuerdo con sus propias reglas. Una tarde típicamente aburrida Juno decide mantener relaciones sexuales con el encantadoramente sencillo Bleeker. Enfrentándose a un embarazo imprevisto, ella y su mejor amiga Leah urden un plan para encontrarle al bebé la perfecta pareja de padres. Así, fijan su mirada en Mark y Vanessa Loring, una acomodada pareja de las afueras que desea adoptar a su primer hijo. Por suerte, Juno goza del apoyo de su padre y su madrastra. Pero a medida que Juno se acerca más y más a la salida de cuentas, la idílica vida de Mark y Vanessa comienza a dar señales de estar agrietándose. Mientras va pasando el tiempo, los cambios físicos de Juno reflejan su crecimiento personal. Con un intrépido intelecto muy alejado de la habitual angustia adolescente, Juno resuelve sus problemas de frente, exhibiendo una juvenil exhuberancia tan aguda como inesperada.

COMENTARIOS DE NUESTROS ALUMNOS Y ALUMNAS DE 3º DE ESO

Me ha gustado mucho el sentido de la película y me ha parecido bien que la muchacha no aborte porque creo que sólo debe hacerse en el caso de que el bebé venga mal. El niño no tiene la culpa de lo que la madre ha hecho. El hecho de que lo dé en adopción está bien porque si ella no va a poder cuidarlo bien que otra persona lo haga y que el niño crezca feliz.

Iris

Creo que lo que quiere transmitir la película es que antes de tomar una decisión para tener una relación hay que tomar precauciones. También si te sucede lo del embarazo pensar qué sería mejor para ti, tu familia y para el futuro bebé.

Ruth

La película está muy bien porque la protagonista se queda embarazada pero ella no piensa en abortar sino en dar el bebé en adopción. Creo que eso es mejor porque, de esa manera, pudo hacer feliz a otras personas sin tener que hacerse cargo del bebé ya que ella no se veía preparada para cuidarlo.

Sergio

Me parece bien que siga adelante con el embarazo ya que el niño no tiene culpa de que se quedara embarazada. La opción de dar el niño en adopción es una buena salida. Si ella no se siente preparada para ser madre; para que esté con ella, que es aún una niña, y no lo quiera es lo mejor que puede hacer. Si hay una familia que le dé cariño y lo quiera como su hijo, me parece estupendo.

Juan

A mí me parece bien que no abortara pero no estoy de acuerdo en lo de darlo en adopción porque si esa muchacha que acogió a su hijo lo iba a cuidar sola ¿por qué la protagonista no puede hacer lo mismo teniendo a su novio y a sus padres apoyándola? Aunque también hizo feliz a una muchacha que no tenía hijos dándole el suyo. Por lo menos, después de darlo en adopción, iba a casa de la joven que tenía su hijo y lo veía. Aunque no lo estuviera cuidando, se preocupaba de su hijo.         Cristina

Está muy bien que dé un niño en adopción y que otros padres lo quieran. No veo bien que al final vuelva con el padre del bebé.

Melodi

De la película me ha gustado mucho la defensa que se tiene a la vida y el rechazo al aborto. El bebé no tiene la culpa de que la joven se haya quedado embarazada. La chica ha sido muy responsable; lo ha tenido y lo da en adopción. Pensó bien, porque si ella no lo puede criar o lo va a hacer mal, es mejor que esté con otra madre que le dé más cariño. Ése es el mensaje de la película. Se la recomendaría a muchas adolescentes.

Juani

"La granja de los abuelos de María"

8 marzo, 2010

¡Ya ha llegado la primavera¡

Para celebrarlo María, este fin de semana va a ir a visitar a sus abuelos. Los abuelos de María viven en el campo, en una granja muy grande donde sus abuelos tienen muchos animales.

Para María la granja es un lugar fantástico donde hay ¡montones de flores y animales.

María quiere llevar a su mejor amigo del cole a la granja para que presentar a todos sus animales, El mejor amigo de María se llama Pedro, María lo invita y Pedro le contesta que por supuesto que sí, pero antes se los tiene que decir a sus papas.

Por fin llega el fin de semana Pedro, María y sus papas parten hacia la granja, el viaje es largo pero seguro que merece la pena. Tras varias horas de camino, llegan a la granja de los abuelos.

Los abuelos de María tienen el pelo blanco y muchas arrugas en la cara, claro ellos son mayores. Los abuelos están contentos porque hacía mucho tiempo que no veían a María, ella también está contenta y les da muchos besitos a los abuelos.

María le pregunta a los abuelitos si puede presentarles a Pedro todos sus animales, los abuelitos le dice que claro que sí!!! Solo le pide que tengan cuidado.

María es muy amiga de todos los animales de la granja, ella cada vez que va la granja les ayuda a los abuelos a darles de comer, por eso todos los animales la conocen.

Primero, van a saludar a las gallinitas:

¡Anda! una gallinita ha tenido pollitos, dice María, mira Pedro qué bonito son. Los pollitos corren detrás de su mama para no perderse.

Allí cerca está también la vaca, vamos Pedro le dice María ¡¡corre!! Vamos a verla y le damos de comer. Pero que comen las vacas, pregunta Pedro, pues que van a comer, dice María, Pedro las vacas comen pasto.

María, María, grita Pedro, mira allí están las ovejas, María le dice a Pedro que le gustan muchos las ovejitas y que ella tiene una ovejita blanca que se llama Pepa, vamos que te la voy a presentar.

Parece un peluche grande, dice Pedro, cuando se acercan los pequeños la oveja dice muy contenta “¡Beeeeeee!” “¡Beeeeee!” a Pedro le da la risa cuando la oye.

A Pedro le encanta todos los animales de la granja, se lo ha pasado muy bien, María es su mejor amiga, la quiere mucho y por eso le da muchos besos. María me lo he pasado genial conociendo todos los animales de la granja, dice Pedro.

De repente María y Pedro escuchan un cascabel, los dos miran hacia atrás y ven como viene corriendo el perrito de los abuelos, mira Pedro este es canelo el perrito de mis abuelitos, dice María.

Canelo quiere jugar, mueve el rabo, quiere que le rasquen la barriguita. Maria y Pedro le hacen cosquillas a canelo, los tres estan muy contentos.

Me encanta este lugar dice Pedro me gustaria vivir aquí dice el niño.

De repente se eschuca la voz de la abuela que llama a los niños a comer, Maria y Pedro corren hacia la casa, se lavan las manos y se sientan a la mesa para comer

El abuelito le pregunta a Maria si ya visito a todos los animalitos, Pedro contesta intusiamado que si, que le a gustado mucho la granja que es un lugar magnifica.

Los abuelos sonrrien, de verdad de a gustado Pedro,  siiiiiii,dice el pequeño. Me alegro que te guste Pedro.

Pues si os coméis toda la comida, esta tarde nos iremos de excursión por el bosque, que os parece chicos, ¿Queréis? ¡¡¡¡Siiiiiiiiiiiiii!!!

Me encanta todo María es el fin de semana mejor de mi vida, gracia María, dice Pedro.

Fin

De Rocio Gonzalez Barrios, alumna del CFGS Educación Infantil a distancia.

A short physical description

5 marzo, 2010

After working on physical description in the second year of ESO, elementary level, and describing a classmate, a friend, a member of their family or even themselves, we thought of publishing the physical description of a famous person including some biographical details.

BELINDA PEREGRÍN SCHULL

She was born in Madrid in 1989 but since childhood  she has lived in Mexico.She is a singer and a songwriter. She is also a model and an actress and since she was ten years old she has made series for TV.

She is short and thin. She has got long, brown hair and blue eyes. Her nose is long and her mouth is average. In this picture she is wearing several earrings and a black dress.

Published by Ángeles Ana Viciana Artero, Belén Cantón de las Heras and Elena Alcaide Escoriza.

 
 

El pollito Ito.

4 marzo, 2010

Erase una vez una gallina que estaba esperando que naciera su hijito, el pollito Ito.

Estaba tan nerviosa, que no hacía nada más que pasear por el corral, de aquí para allá, esperando a que el pollito Ito abriera su cascarón, pero nada, pasaba el tiempo y el pollito no nacía.  Así cada minuto y hora que pasaba la gallina se ponía más y más nerviosa. Así que pasó por el corral el gallo y le dijo:

–         Mamá gallina, ¿por qué no vas a darte un paseo?  Yo vigilaré que no le pase nada a tu hijito, mientras tú te relajas ¿vale? Le preguntó a la gallinita.

–         Ella, se lo pensó  un momento y luego  le dijo: muchas gracias señor gallo. Estiraré las patas y me daré un paseo para relajarme y estar muy feliz para cuando nazca mi pollito Ito.

La mamá gallina salió del corral y se fue alejando mientras que con su pico, iba picoteando la hierba del camino.

Pero mientras tanto,  en el corral,  estaban pasando cosas: el gallo se subió a un palo en el gallinero, y se quedó dormido, y el pollito Ito estaba comenzando a romper su cascarón. Cuando finalmente terminó de nacer, el pollito no veía a su mamá, que tantas ganas tenía de conocer y darle un beso, así que como el pollito Ito era muy valiente –sin dudarlo-  salió del corral en busca de su mamá.

Lo primero  con lo que se encontró fue con la señora oveja y le pregunto: ¿eres mi mamá?, y la oveja le contesto: -bee, no pollito Ito, no soy tu mamá, aunque también soy blanca como ella- lo siento pero tienes que seguir buscando.

El pollito Ito se puso muy triste, pero enseguida se animó y continúo buscando a su mamá.

El pollito Ito siguió por el camino buscando y buscando, un poco enfadado por no saber cómo encontrar a su mamá; pero por allí había una vaquita que lo estaba observando, la vaquita pensó: -¡pobre pollito, tan pequeñito y solo!-, me acercaré y le preguntaré que es lo que le pasa.

–         Muuu, hola pollito ¿por qué tienes esa carita tan triste y seria?

–         Hola señora. Estoy triste porque no encuentro a mi mamá. ¿Eres tú mi mamá? Eres blanca como yo.

–         Muuu, no pollito no soy tu mama, soy blanca pero yo soy una vaca y  también tengo manchas negras, -¿las ves?- Pero si quieres te acompaño a buscar a tu mamá. Seguro que entre los dos la encontramos pronto, ¿quieres?

–         Gracias señora vaca. Ahora estoy muy contento, porque no estoy solo y me vas a ayudar. ¿Por dónde buscamos?

–         Mira pollito seguiremos por el camino y preguntaremos a los otros animales que si han visto a tu mamá.

Así que ahora el pollito Ito ya no está solo y tampoco tiene miedo porque sabe que tiene una amiga que le va ayudar a encontrar a su madre.

Los dos amigos siguen juntos por el camino, van hablando,  riendo  y la vaca le va explicando cosas al pollito. El pollito está muy contento.

De pronto se dan cuenta de que a lo lejos hay un animal que es blanco y a lo mejor puede ser la mamá del pollito Ito. Los dos amigos van corriendo al encuentro, y entonces el pollito pregunta –Hola ¿eres tu mi mamá? Te pareces a mí y también eres blanca.

El animalito contesta – lo siento pollito, soy blanca y si es verdad que nos parecemos, soy la prima de tú mamá,  yo soy la señora oca.

Entonces la señora vaca le pregunta – ¿has visto a la mamá de mi amigo, el Pollito Ito?

-No, esta mañana no he visto a nadie por aquí, pero por el lago se oye mucho jaleo, a lo mejor está allí. Adiós pollito Ito, adiós señora vaca.

Los dos amigos siguen el camino hacia el lago, pensando que ahora si van a encontrar a la mamá del pollito Ito.

El camino se hace largo pero como los dos amigos van juntos, haciendo bromas y cantando canciones el tiempo se le va pasando muy rápido, por fin llegan al lago.

Allí hAy unos cuantos animales, bebiendo agua, bañándose en el lago y divirtiéndose juntos. La señora vaca se acerca y les pregunta: – Muuu, ¡hola amigos! ¿Habéis visto a la mamá de mi amigo el pollito Ito?

¡Hola pollito! –Contestan los animalitos-  No, no la hemos visto por aquí, pero seguro que está cerca, porque teniendo un hijo tan guapo no puede estar muy lejos.

El pollito Ito se ha vuelto a poner un poco triste, pero pensándolo mejor sabe que tiene una amiga y que le está ayudando a buscar a su mamá, así que en seguida se pone contento y piensa que es un pollito muy afortunado.

El pollito Ito le dice a su amiga la señora vaca, que aunque estén un poco cansados tienen que seguir buscando a su madre, ya que si no, pronto llegará la noche y él tendrá que dormir sin su mamá.

La señora vaca le contesta: -Muuu, pollito Ito, no tienes que preocuparte  por nada, porque yo tengo muchos amigos en la granja y sé que con la ayuda de todos vamos a encontrarla y además no tengas miedo que seguro que esta noche duermes con ella, porque tú mamá te quiere mucho y también te buscara.

Así que pollito Ito ya más tranquilo y su amiga la señora vaca, se ponen en camino. Pronto la señora vaca se da cuenta que ya mismo se va hacer de noche, y antes de que pollito Ito tenga miedo, la señora vaca le dice que tienen que ir un poco más deprisa, aunque estén cansados ya que es mejor que recorran el camino lo antes posible para llegar otra vez al establo.

-Mientras tanto la mamá gallina, ha terminado su paseo, ya se ha tranquilizado y todo el rato ha estado pensando en las ganas que tiene de ver a su hijito, que seguro que es muy guapo y listo y que lo quiere mucho. Está deseando de cogerlo, acariciarlo y darle calor. Seguro que su hijo es un pollito feliz-.

El pollito Ito y la señora vaca se dan mucha prisa y antes de darse cuenta, ya están de vuelta en el corral. Y sorpresa ¡dentro del corral está la señora gallina que ya ha vuelto del paseo! La señora vaca reconoce enseguida a la mamá del pollito Ito y muy contenta le dice al pollito:

-Corre pollito Ito, que tu mamá ya ha vuelto y te está buscando, ¡corre que no se asuste y que te de un abrazo fuerte!

La mamá gallina ve a su hijito y sale a su encuentro y por fin, mamá e hijo se pueden dar un abrazo y un beso muy, muy grande.  Pollito Ito está radiante de felicidad ya que por fin ha encontrado a su mamá  y ya no separará de ella, su mamá  lo protegerá, ya no tendrá miedo, ni estará triste y será el pollito más feliz del corral.

La mamá gallina le da las gracias a la señora vaca y pollito Ito se despide de ella diciéndole que será su amigo siempre.

Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado y todos vivieron felices y comieron perdices.

Luisa María Biedma

Alumna de CFGS de Educación Infantil.

Cuento: "El Valle de Sonrisas"

4 marzo, 2010

Hola niños y niñas. Os voy ha contar la historia de un valle que un día perdió la alegría por culpa de una bruja muy egoísta. Hay que saber, que la alegría es el mejor motor para conseguirlo todo y nuestro mayor muro para ser felices somos nosotros mismos, con nuestros malos sentimientos. ¡Vamos a comenzar a contar el cuento!.

Esta es la historia de un valle, situado entre las montañas, rodeadas de árboles y plantas. Todas llenas de flores hermosas y colores llamativos. Su nombre era “El Valle Alegre”, donde todos sus habitantes estaban llenos de alegría y felicidad.

Como todos los años, en primavera, cuando salían las primeras flores, celebraban sus fiestas para dar la bienvenida a los prados verdes y floridos.

Todos sus habitantes se reunían en el centro del pueblo, trayendo cada uno diferentes cosas como: comidas, bebidas, manteles, mesas, sillas…

En el valle hay fiesta donde todas las personas están hablando, bailando y riendo. Se lo están pasando muy bien.

Pero, de repente, aparece una bruja. ¡Es la bruja del valle! Se ha enterado de que no la han invitado a su fiesta.

BRUJA: ¡Cómo os atrevéis a no invitarme a la fiesta! ¡Quién os habéis creído! ¡Yo soy la bruja, la reina de todo el valle, la invitada número uno!

ALCADESA: Para qué vamos a invitaros, si no te gusta estar con nosotros. No te gusta bailar, ni cantar, ni reír. No te gusta la alegría.

La bruja se puso muy roja del enfado que tenía. De repente, apareció su bola mágica y empezó a gritar.

BRUJA: ¡Eso pensáis de mí, ahora os vais a enterar de lo que es vivir sin alegría! A partir de ahora, os condeno a vivir en la más profunda tristeza: “Fuerzas del mal, os convoco que sobre este pueblo caerá una maldición. Cuando acabe la noche, la tristeza traeré y la alegría desaparecerá en este valle. Sus habitantes tristeza tendrán”.

Dichas sus palabras, la bruja echó humo en el valle, desapareció su bola y rápidamente salió volando con su escoba. Por el camino, se iba riendo por la maldición que había echado en el valle.

Los habitantes del valle empezaron a asustarse. Pararon de bailar y sonreír. Cada uno se fue a su casa por si la bruja volvía a aparecer en el valle.

Cuando acabó la noche y apareció el nuevo día, el hechizo recayó sobre el valle. El valle verde y florido, empezó a ponerse oscuro y sin vida. El sol del valle no brillaba, empezando a llover y ha haber mucho viento. No tenía color el valle. Entonces, las personas comenzaron a ponerse triste y a llorar. Incluso los niños y las niñas ya no reían ni jugaban. Era un valle sin vida.

Viendo la tristeza del valle, los niños y niñas decidieron reunirse para buscar una solución y devolver a sus padres la alegría por la vida. En total, había 5 niños y niñas.

PABLO: Mirad lo que ha hecho la bruja a todos nosotros. No hay alegría en el pueblo. Todo está triste y oscuro. Además, está lloviendo. ¡Qué pena!

MARÍA: ¡Ah, es verdad! Todos están tristes y no hay vida en el valle. Tenemos que encontrar una solución. Pero, ¿qué hacemos?

CLARA: ¿Qué hacemos? ¿Vamos a la casa de la bruja?

PABLO: A mí me da miedo, puede ser peligroso. Desde pequeña, mi madre me ha dicho que no me acerca a la casa de la bruja porque ella es muy mala. No le gusta la gente. Nunca sonríe.

MARÍA: Pero, Pablo, no seas miedoso. No pasa nada. Tenemos que salvar a nuestras familias. Tenemos que hacer algo. ¿Estamos todos de acuerdo en ir a la casa de la bruja?

TODOS: ¡Sí!

PABLO: Vale… Pero yo me quedo fuera. Y tú, Ángel, ¿no dices nada?

ÁNGEL: Yo hago lo que digáis todo. Yo soy un valiente.

MARÍA: No seas gallina, Pablo. Si nos mantenemos todos unidos, no pasará nada.

ALEX: Pero, necesitamos un plan.

MARÍA: Déjame que piense un poco, porque hay que hacerlo con mucho cuidado.

En esos momentos, todos los niños se quedaron callados, pensando en el plan que iban ha hacer. De repente, se escuchó un grito.

MARÍA: ¡Ah! Ya sé lo que vamos ha hacer. Que cada uno vaya a su casa y coja lo que necesite. Dentro de una hora nos encontramos en la casa del árbol.

Todos los niños y niñas se fueron para sus casas. Revolvieron cajones, abrieron armarios… buscando lo necesario para su aventura a la casa de la bruja.

Pasada una hora, todos los niños y niñas llegaron a la casa del árbol. Llegaron todos menos Pablo.

MARÍA: No estamos todos. Falta Pablo.

ALEX: Seguro que no viene. Tiene tanto miedo que no será capaz de venir con nosotros.

MARÍA: No penséis mal, seguro que se habrá entretenido comiendo chocolate. Le gusta mucho. Mientras que viene vamos enseñando las cosas que hemos traído. Yo he traído agua y bocadillos.

ALEX: Yo he traído una linterna.

CLARA: Pues yo he traído gominotas.

El resto de niños y niñas trajeron tirachinas, comida, bebidas… En ese momento apareció Pablo.

PABLO: ¡Ah! Pensaba que no estabais aquí, yo pensaba que ya os habíais ido.

MARÍA: Pues no, te estábamos esperando porque siempre te quieres escapar y la misión de hoy es muy importante porque está en juego la vida de nuestras familias.

PABLO: Lo que pasa, que estaba buscando una cosa muy importante pero no lo he encontrado.

MARÍA: ¿Dónde está esa cosa tan importante? No importa porque nos tenemos que ir deprisa. Se está haciendo de noche.

ALEX: ¡María! ¡María! ¡Vienen más niños y niñas! ¡Que bien, vamos a ser más personas!

MARÍA: ¡Estupendo! Vamos a ganar a la bruja egoísta.

TODOS: ¡Vamos! Nuestras familias están en peligro. Tenemos que volver a ser el valle alegre.

El camino hacia la casa de la bruja era oscuro y tenebroso. El viento hacia sonar las ramas de los árboles. Todos los niños y niñas iban asustados. En especial, Pablo que no se soltaba de Clara. María era la más valiente de todos porque iba la primera de la fila alumbrando con una linterna.

A los lejos, los niños y niñas vieron la casa de la bruja que se encontraba en el monte escondida entre tinieblas. En el camino, todos y todas se habían entretenido en coger piedras por si tenían que defenderse de la bruja.

MARÍA: Hemos llegado a la casa de la bruja. Voy a dar una vuelta a la casa, a ver si encuentro alguna ventana abierta y para saber si está la bruja en la casa.

ALEX: ¡Vale! Yo junto con el resto de niños y niñas, vigilaremos los alrededores.

Pasado un rato, aparece María.

MARÍA: No he visto nada. Todas las ventanas están cerradas. No he podido ver nada. Tendremos que entrar por la puerta de la casa.

PABLO: ¡Que miedo! Yo no entro, tengo mucho miedo.

ALEX: No te preocupes, somos muchos niños y niñas. Podemos vencer a la bruja.

PABLO: Yo no quiero entrar.

TODOS: ¡Venga! Que tenemos que entrar todos.

Todos los niños y niñas se acercaron a la puerta de la casa. Ninguno quería tocar la puerta.

MARÍA: ¡Lo haré yo!

María tocó dos veces en la puerta y de repente, apareció la bruja.

BRUJA: Malditos renacuajos, ¿cómo os atrevéis a entrar llamar a mi puerta? Mejor dicho, ¿qué habéis venido a buscar?

MARÍA: Perdone, señora bruja. Queremos que quites el hechizo al valle.

BRUJA: Ja, ja (se ríe). Que graciosas eres, niñita. Os lo tenéis merecido por no haberme invitado a la fiesta. Vuestras familias se quedarán así para siempre. Ja, ja, ja (se ríe).

TODOS: Por favor, señora bruja, no seas así.

BRUJA: Espera que piense un poco. A ver lo que me podéis hacer.

Durante un rato, la bruja se quedó pensando en qué podían hacer los niños y niñas por ella.

La bruja aparte piensa:

BRUJA: ¡Tengo una idea! Si desaparezco a los niños y niñas del valle, sus padres se quedarán sin hijos e hijas. Entonces, “El Valle Alegre” pasará a llamarse “El Valle Triste”. Ja, ja, ja. ¡Es una buena idea! Para que desaparezcan, tengo que mandarlos lejos. ¿A dónde los mandó?

MARÍA: (comenta por lo bajo). Que bruja más fea. Le hace falta un corte de pelo y un lavado de cara. Le pediré cita a la peluquera.

Pasado un rato, la bruja se dirige a los niños y niñas. Les dice:

BRUJA: No os preocupéis. Queda una posibilidad para salvar a vuestro valle. Pero, tenéis que hacer lo que yo os diga. ¿Vale?

MARÍA: Y, ¿qué es lo que quieres que hagamos por usted?

BRUJA: Simplemente una cosa: ¡Me tenéis que hacer de reír! Es difícil que alguien me haga de ir porque me gusta hacer cosas malas. No me gusta ver a las personas divertirse, por eso, tenéis que hacerme de reír. Si me hacéis reír de alegría, quitaré el hechizo en el valle y vuestras familias volverán a ser felices. ¿Aceptáis el trato?

MARÍA: ¿Estáis todos y todas de acuerdo?

TODOS: ¡Siiiiiii! Te vamos ha hacer reír y a carcajadas.

BRUJA: Pues, vale. Dentro de una hora os espero en el centro del valle. A ver lo que hacéis.

TODOS: Vale. Dentro de una hora estamos allí.

BRUJA: (habla en voz baja) Que bien. Si no me hacen reír, además de ser el valle triste, haré desaparecer a estos renacuajos para nunca poder ver más a sus familias. Ja, ja, ja (se ríe).

Rápidamente, la bruja se fue volando en su escoba.

Los niños y niñas se fueron pensativos y tristes porque no sabían que hacer. De repente, un niño dijo algo.

ALEX: Porque no hacemos un teatro. Entre todos/as, podemos escenificarlo. Además, podemos imitar a la bruja para que ella se vea como actúa y puede, que cambie su forma de actuar.

MARÍA: Buena idea, Alex. Podemos imitar a nuestros padres y a la bruja. Que se vean los mayores como actúan. Además, podemos invitar a nuestros padres. Que ellos sean nuestro público. Que la bruja se sienta como en familia y puede, que le lleguemos a su corazoncito.

TODOS: ¡Vale!

MARÍA: Entonces, vamos a ir a nuestras casas a coger los materiales necesarios como: telas, maquillaje, cartones, disfraces…

Cada niño y niña se fue para su casa en busca de los materiales necesarios para el teatro. Estaban tan nerviosos, que podían ni buscar. Incluso, a María le entró tanta hambre que se comió el pastel que había hecho su madre.

A los 15 minutos, los niños y niñas volvieron con los materiales necesarios para montar el teatro. Entre todos y todas, comenzaron a repartir las tareas y a montar el teatro.

Pasada una hora, apareció la bruja en el centro del valle. Los niños y niñas ya tenían el teatro preparado. Incluso, habían puesto sillas para tener público.

BRUJA: Pero, que es esto. ¿Para qué habéis puesto sillas? (preguntó extrañada).

MARÍA: Porque vamos ha tener público. Nuestros padres van ha venir a ver nuestra representación. ¿Te parece mal?

BRUJA: A mí, no. Pero, ¿van ha ser capaces de venir a veros?, porque me tienen mucho miedo.

MARÍA: Tanto miedo no te tienen porque vienen por allí. Nuestros padres son muy valientes.

BRUJA: Sí, sí, lo que tú digas.

En esos momentos, aparecieron los padres de los niños y niñas sentándose en las sillas que habían colocados. La bruja se colocaba en la primera fila para ver mejor la representación. El teatro iba a comenzar:

Habían colocado una gran tela blanca con diferentes dibujos como: casas, árboles, plantas… Por un lado del escenario, salen todos los niños y niñas vestidos de bruja.

Los padres y madres comenzaron a reírse. En cambio, la bruja se quedó enfadada porque se habían disfrazados de ella.

MARÍA: ¡Hola a todos y todas! Vamos a comenzar nuestra representación. Vamos a contar chistes y adivinanzas y tenéis que aceptarlas. ¿Vale?

PADRES: (gritaron todos y todas) ¡Síííííí!

PABLO: ¡Yo comienzo! ¿Por qué las brujas viajan en escobas?

PADRES: ¿Por qué?

PABLO: Porque no tienen carnet.

ALEX: Ahora, yo. ¿Qué sucede cuando una bruja volando rompe la barrera del sonido?

PADRES: ¿El qué?

ALEX: ¡Se oye el boom de la escoba!

PADRES: Ja, ja, ja. (Los padres y madres se ríen).

La bruja se queda muy sería. Está poniendo cara de enfadada.

CLARA: Ahora, yo, yo. Este es bueno. ¿Dónde suelen aparcar las brujas?

PADRES: ¿Dónde?

CLARA: En el cuarto de las escobas.

PADRES: Ja, ja, ja. (Se ríen).

MARÍA: La última adivinanza. ¿Qué tiene que pasar una bruja joven para ser bruja? Un hechizo-ción de prueba.

PADRES: Ja, ja, ja. (Se ríen).

La bruja seguía sin reírse. Cada rato que pasaba, más enfadada estaba.

Al no reírse la bruja, los niños y niñas se pusieron más nerviosos.

MARÍA: Nuestra invitada de honor no se divierte mucho. Pues, vamos ha hacer una cosa. Vamos a contar un poema. ¿Vale? Se llama “La huelga de las brujas”.

PADRES: ¡Vale!

Salen todos los niños y niñas con sus disfraces puestos y comienzan a contar.

TODOS: “El mundo de las brujas, por ley, van ha hacer una huelga de un día completo.

En el sindicato de brujas chifladas se propone huelga de escobas paradas”.

La bruja se enfada y grita:

BRUJA: ¡Brujas chifladas! ¿Dónde?

MARÍA: Bruja, no nos moleste. Estamos contando un poema.

BRUJA: Vale.

Los niños y niñas siguen con el poema.

TODOS: “La bruja Anacleta que perdió su escoba, siempre vive en huelga y con cara de boba.

La bruja Benita que es muy mandona, secunda la huelga desde su poltrona.

El brujo Martín, fino y elegante, ya colgó su escoba en el viejo estante.

Y Aníbal, el brujo del vestido roto, ya no tiene escoba porque monta en moto”

Poco a poco, a la bruja se le está quitando el enfado. Incluso, se le está poniendo mejor cara.

TODOS: “La huelga es total, ninguna trabaja, ni la bruja alta ni la bruja baja.

Saldrán sin escoba y sin su caldero, sin el gato negro y el alto sombrero.

Esta noche clara contarán estrellas, las brujas chifladas, las brujas bellas, los brujos gentiles y los brujos raros, que brindarán con vinos muy caros.

Piden al gobierno del mundo encantado, un mejor salario, bien remunerado.

Terminó la huelga de escobas paradas con todas las brujas cantando sentadas, porque consiguieron de la dirección una buena paga con magia a montón”

BRUJA: (Comenzó a reírse) Malditos renacuajos, me habéis hecho reír. Este tema es muy sensible para mí, porque no me siento valorada por nadie y vosotros me habéis hecho sentir importante. Sois un encanto.

TODOS: ¡Bien! Piensas que no nos importa, pero nosotros somos niños y niñas que nos gustan ver a la gente feliz. Y, tú, eres bruja pero eres persona. Es lo que importa.

BRUJA: (comienza a llorar). Que buenos sois y lo mala que he sigo con vosotros. Me he dado cuenta que sois como mi familia y que sonreír no cuesta nada. Sois maravillosos. Como lo habéis conseguido, quitaré el hechizo al valle. Volverá a ser “El Valle Alegre”.

TODOS: Sí, pero queremos una cosa. Que seas la abuela de todos los niños y niñas del valle. No la bruja. ¿Quieres?

BRUJA: ¡Encantada! Seré la abuela de todos y todas.

TODOS: ¡Bien!

En el valle, todos los niños y niñas juntos con sus padres y madres empezaron a reír, bailar y cantar. Estaban todos felices porque había vuelto la alegría al valle incluso la bruja, bailaba y cantaba con ellos.

A partir de ese día, “El Valle Alegre” cambió de nombre, se llamaba “El Valle Sonrisas”. Todos los habitantes del valle incluso la bruja, vivieron felices   y comieron perdices .

Todas las personas, da igual la raza, color, sexo, opinión, nacimientos… son todos iguales. Tenemos sentimientos y emociones. La alegría en todo momento es un tesoro en sí mismo que no cuesta nada llevar.

Mª Dolores Solís

Alumna del CFGS Educación Infantil a distancia