Archive for the ‘Temas sociales’ Category

Relato: El paraíso de Jalifa

12 abril, 2010

Por José Antonio Santano, escritor.

Ganador del 2º Premio en el I Certamen “Traspasando Fronteras”. Universidad de Almería


No había más remedio. Estaba decidido a todo. Con tal de salir de aquel lugar era capaz de llegar hasta las últimas consecuencias. Sabía que no sería fácil. La vida es un obstáculo tras otro, y para algunos como él mucho más que todo eso, pero no podía arrepentirse ahora, después de haber esperado tanto tiempo una oportunidad, tal vez la única. Otros lo habían conseguido, por qué no él. Pensó durante largas noches en el asunto, sustrayendo horas al sueño. Estaba decidido. Era consciente del riesgo que la aventura podía reportarle, pero no había otra solución. Tendría que asumirlo, sin más. No podía demorarse por más tiempo. La situación era insoportable, incluso sus padres lo animaban a hacerlo. Seguro que él, tan joven, lo conseguiría. Luego, intentarían reunirse con él al otro lado de la orilla.

Lo había decidido, sí, y ahora no era momento para las vacilaciones. A lo hecho, pecho. Así debía de ser y así sería. Estaba todo listo. Durante los días precedentes había observado a los grandes camiones aparcados en las dársenas del puerto. Todo estaba controlado. Sabía muy bien la hora y el lugar exacto. Serían unos segundos, y en ellos, tal vez, la vida misma, su vida. Porque su vida realmente valía poco, y poco arriesgaba. Siempre había vivido en la más absoluta miseria. Era un verdadero hijo de la calle desde edad temprana. Quien nada tiene nada pierde. El joven Jalifa era una víctima más de su tiempo. Un desheredado más, un vencido más. Pero Jalifa no quiere amilanarse, y no se amilana. Está muy cerca del camión. Sólo tiene que esperar el momento preciso. Todo está calculado y no piensa fallar en el último instante. Se ha preparado para esto durante mucho tiempo, tal vez demasiado. Pero sabe muy bien que una vez dado el paso, no hay marcha atrás. Jalifa quiere vivir por encima de todas las cosas, y vivir dignamente, como se merece todo ser humano, aunque para ello tenga que tentar la suerte, incluso sentir muy de cerca el gélido aliento de la muerte.

Jalifa había mendigado por el zoco como un alma en pena. Ahora lo veía todo más claro: nunca más volvería a hacerlo, estaba decidido a cambiar de vida como fuera, y su familia lo apoyaba. ¿A qué esperar entonces? ¿Acaso alguien repararía en un pobre y zarrapastroso adolescente como él? ¿Le abrirían alguna puerta? No. Jalifa lo sabía bien. Nadie  le tendería una mano amiga, nadie, nadie. Ahora el camionero sube a la cabina. En un momento todo habrá pasado. Jalifa lo observa atentamente. Sabe que será cuestión de segundos, visto y no visto, y entre medias, Jalifa en los fondos del camión, silencioso y trémulo y satisfecho al mismo tiempo. Jalifa callado y  alegre. Parece escuchar la llave de contacto que gira y, al fin, el motor en marcha. Los primeros gases del combustible. Las ruedas que comienzan a girar lentamente. No hay marcha atrás, vuelve a pensar desde su propio silencio, inmóvil en los bajos del camión. El camino es largo. El camión se mueve un poco más rápido hasta encontrar el lugar idóneo en el vientre del gran barco. Jalifa respira aceleradamente. Fue todo tan rápido que todavía no se cree lo sucedido. Ahora se palpa y se pellizca para saberse vivo. No le importa el cansancio de tantas noches en vela. La verdad es que no le importa nada que no sea el futuro. Pensar en el pasado es sentir el dolor en  las entrañas y el alma, saberse víctima de la injusticia y el desprecio, someterse al capricho de quienes siempre lo poseyeron todo… Pensar no es lo que desea ahora. Ya en los bajos del camión y en el silencio que la noche impone, Jalifa cierra los ojos, se agarra a la vida fuertemente y se deja mecer por las olas del sueño y la memoria.

Unos niños juegan con una pelota de pellejos de cordero en las afueras de la aldea. Atardece en las montañas. El crepúsculo incendia los campos de olivos. Los niños corren sin cesar, persiguen al pequeño Jalifa que tan pronto lleva la pelota entre sus pies como está en el suelo, empolvado hasta las cejas, derrotado del esfuerzo realizado para conseguir el ansiado gol, y la victoria.

Pero Jalifa siempre fue un vencido. Desde su nacimiento no conoció sino una derrota tras otra. Sin embargo ahora se había propuesto cambiar el rumbo de su vida. Y no estaba dispuesto a que nadie se interpusiera en su camino. Él, libremente, había decidido el día y la hora propicia para ser otro ser y no podía amilanarse precisamente ahora, una vez traspasada la frontera del miedo y el dolor.

Los niños se ríen al ver a Jalifa en el suelo cubierto de polvo de pies a cabeza, como si fuera un boquerón en harina; se ríen a carcajada limpia, burlándose de su apariencia; se ríen sin parar y sin dejar de señalarlo con el dedo, fijamente, como si fuera el ser más despreciable del mundo. Y Jalifa, entonces, corre desesperadamente para ocultarse de todos y de sí mismo. Se refugia en la Gran Montaña, su Montaña. A ella acude siempre que la vida le golpea con violencia. Y ahora se siente herido. No sabe muy bien por qué siempre le toca a él. Sin embargo, en la Montaña, se siente seguro, abrigado en sus entrañas de roca y de silencios. Ya en la cima, solos, la Montaña y él, los únicos habitantes del planeta. Desde su majestuosa altura Jalifa otea el horizonte, la raya fronteriza que separa su mundo de otros mundos, y sueña. Algún día –piensa para sí-, conquistaré mis sueños.

Jalifa huye, de nuevo huye. Huye de sí mismo, de cuanto un día ya lejano soñó. Los sueños se rebelan contra él. No le dejan descansar. Y así, escucha nuevamente el rugir de los motores y siente el movimiento. Las ruedas del camión giran y avanzan hacia la luz. Una luz que ciega a Jalifa momentáneamente. Pero él es fuerte. Su fuerza es la esperanza.

En la Gran Montaña, su Montaña, se dejaba cegar por la luz de los crepúsculos cada tarde. Contemplaba el inmenso fulgor azafranado del cielo; admiraba las caprichosas formas de las nubes acogiendo los haces de luz en sus entrañas grises y negras, y con lágrimas en sus ojos despedía al sol hasta otro día. Jalifa, en su Montaña, acariciado por la brisa marina, soñaba con alcanzar  un día no muy lejano, la otra orilla, el paraíso.

Ahora el camión avanza lentamente, se detiene. Escucha unas voces. El camionero habla con los guardias. Se saludan. Los guardias preguntan por la carga. El camionero responde como siempre: lo de todas las semanas. Ríen. Presiente que el peligro ya ha pasado. Un obstáculo menos. Está en el buen camino. Se siente afortunado. Una puerta se cierra de golpe. El camión avanza de nuevo, sin prisas. Reanuda el movimiento y Jalifa se agarra fuertemente. El viaje es largo y no puede desfallecer ahora. Una leve sonrisa aparece en su aceitunado rostro. No sabe explicarse por qué, pero su vida siempre ha estado pegada a los bajos fondos, ahora, a los del camión que acelera su paso. El negror del asfalto es todo su mundo, lo único que posee. Y mira hacia él y su vida parece ocupar el amplio espacio de la negrura que el alquitrán desprende. Y así pasan los segundos,  y los minutos, que para Jalifa son eternos, pero tiene que aguantar. No puede, después de haber salvado los primeros obstáculos, desmoralizarse, caer en el abismo del desencanto. Pero a pesar de todos los pesares, que son muchos, Jalifa es fuerte y sabe que tiene que ganar esta batalla.

Amanece en las inmediaciones del zoco. Jalifa merodea por los puestos de los mercaderes. Mira a un lado y otro buscando la mirada cómplice que le demande ayuda a cambio de unas monedas. Pero todos lo apartan empujándolo con violencia para que no estorbe en las faenas de carga y descarga. Jalifa no desespera. Todo lo contrario. Persiste una y otra vez. Ahora es el puesto de frutas. Jalifa, quedo y silencioso, fija sus ojos en los ojos  de la frutera, de baja estatura y gordinflona. Ella, a su vez, también lo mira. Jalifa se atreve a preguntarle. Y la frutera, echando la cara a otro lado, no contesta. Jalifa reconoce en ese gesto una derrota más. No tiene prisa, acaba de amanecer y no quiere desmoralizarse. Insiste en uno y otro puesto, pero nadie admite sus servicios. ¿Tal vez porque es muy joven?, o, ¿acaso por su aspecto haraposo y sucio? Jalifa decide entonces mendigar, y mendiga. En lo más profundo de su ser le asquea y humilla hacerlo, pero sabe muy bien que no hay otro camino, y eso le basta  para extender una y otra vez la mano ante todos los que se acercan a los puestos de los mercaderes. Sabe, también, que en ocasiones su aspecto disuade a sus potenciales clientes y otras, en cambio, atrae su caridad. Al cabo del día, Jalifa siempre cuenta las monedas. No más de cuatro. Y vuelve la tristeza a su corazón desheredado. Jalifa, por el camino de guijarros y barro que lleva hasta su casa, el arrabal de la Seda,  llora sin lágrimas y aprieta las monedas contra su mano, abatido.

Las ruedas del camión giran y giran sin parar. El negro asfalto, los pensamientos y el deseo. El tiempo se eterniza y Jalifa siente el cansancio en los párpados, que se le cierran y abren muy lentamente. Y así hasta que siente un gran peso, definitivo, y flota, y vuela, detenido en el tiempo:

Jalifa recorre la ciudad adornada con luces de todos los colores. Grandes rótulos que anuncian y proclaman reinos de absoluto confort. Jalifa sonríe ahora, satisfecho por hallarse en su soñado paraíso. Jalifa, alegre y victorioso por primera vez, abre los ojos como si en ello le fuera la vida. Los abre hasta sentir un dolor intenso. Pero no le importa. Lo quiere todo, al detalle. Se sienta en un banco del Paseo. Observa y calla. La noche huele a salitre y mar. Los ojos de Jalifa brillan de una forma especial. En este instante es el ser más feliz de la tierra. Para él se acabaron los malos días, el dolor, el miedo, la penuria. Jalifa es el otro. El ser que siempre soñó. Jalifa ríe con la fuerza de lo que se ansía, y ríe, y ríe sin parar, mostrando sus blanquísimos dientes. Ansiaba verlo todo, sin excepción. Por eso camina ahora, alocadamente, sin rumbo fijo. Se detiene en todos y cada uno de los escaparates  que a un lado y otro del Paseo exhiben elegantes ropas, brillantes zapatos, oros y plata, libros, muebles, lámparas, fina lencería… Calles, luces y sombras, soledad y silencio. Al fin en la otra orilla,  en el paraíso.

El camionero escucha la radio. El locutor habla del paso del Estrecho, de pateras y muerte. El camionero queda pensativo y cambia de emisora. Mira el reloj del salpicadero, y piensa que es hora de un merecido descanso, también de repostar combustible. Conduce hasta que un cartel de la autovía anuncie un área de servicio. Pasados unos minutos aparece ante su vista, sobre fondo azul y letras blancas, el anuncio de la esperada área de servicios, salida 524. El camionero sale de la autovía por el último carril de la derecha, llega a una rotonda, la pasa y gira de nuevo a la derecha hasta encontrar la gasolinera. Una vez ha repostado el combustible necesario para concluir su ruta, el camionero decide entrar en la cafetería y tomar un café. El camarero le sirve un café doble. El camionero vierte el azúcar en el café y enciende un cigarro. Aspira profundamente el humo y lo expulsa muy lentamente, saboreándolo. Solicita al camarero la cuenta, paga y se dirige de nuevo al camión. Sube a la cabina, gira la llave de contacto y reanuda su camino. Pero Jalifa ya no le acompaña. Ha quedado en el suelo, inmóvil, en posición fetal. Ni ve ni oye, no siente nada. El cuerpo es un amasijo de huesos y carne entumecida, acalambrada, pálida e inerte. Alguien se acerca hasta Jalifa. Le habla, pero no responde. Ahora ese alguien llama por teléfono. Mientras tanto, Jalifa sigue caído en el suelo, con los ojos cerrados, inmóvil. Después de unos minutos, Jalifa es trasladado en ambulancia al hospital más cercano. Tras unos días de oscuridad y silencios, Jalifa despierta. Abre los ojos muy despacio, como si una gran mole de piedra colgara de sus párpados. Mira a su alrededor y no ve con claridad, está confuso, y solo. No distingue los colores. Le sudan las manos y la frente. Ahora, lejos,  escucha la voz de una mujer, e inmediatamente después la de un hombre. Ambos están de pie, junto a la cama de Jalifa, y visten uniformes de guardias.

Pero Jalifa no tarda en volver a la vida. El sueño ha durado demasiado. Jalifa distingue el verde de los uniformes. Jalifa grita y llora desconsoladamente. Es al abismo de nuevo. Se siente náufrago y vencido. No puede creerse lo que está pasando. Jalifa patalea en la cama como un desesperado. Los guardias intentan calmarlo. Pero Jalifa es un ser descontrolado que sólo sabe gritar, gritar, gritar… Y entre grito y grito los médicos, las enfermeras que acuden al instante para saber qué está pasando, a qué viene tanto escándalo. Pero ya es tarde, Jalifa no es Jalifa. Es otro ser que, enloquecido, grita hasta quedar exhausto, sedado por su propio desconsuelo; inerte sobre la cama, con los ojos abiertos y fijos en el techo, sin vida.

Desde entonces, y todavía hoy, después de los muchos años transcurridos, en el silencio de la noche, un eco de voces inunda los largos y oscuros pasillos del hospital, se apoderan de la tierra y devuelven a ésta las que fueran las últimas y desgarradoras palabras de Jalifa: ¡Por favor, no me echen del paraíso! ¡No me echen del paraíso!

Anuncios

Cuento: “ Libertaria quiere ser libre”

27 mayo, 2009

CURSO SOBRE “CUENTOS PARA UN MUNDO MEJOR”

El pasado mes de Abril tuvo lugar en el I.E.S. Alhadra, un curso sobre “Cuentos para un mundo mejor”, enmarcado dentro del Proyecto de Coeducación del Centro. En el se desarrolló un taller literario sobre creación de cuentos, entre otras actividades; de ahí la creación del siguiente cuento.


CUENTO: “ LIBERTARIA QUIERE SER LIBRE”

De repente tras largos años de represión, de cargar con tantas cadenas familiares, un día Libertaria se arma de valor y coraje y decide escapar.

Comienza a correr sin rumbo, pero con una idea clara, la de liberarse de tanta responsabilidad que le asfixia, la angustia, la reprime, la aplasta, “cual zapato pisa una colilla”.

Ya no puede más y su única obsesión es alejarse de todo aquello que no le permite ser libre. Pero su vida, sus vivencias, siguen corriendo al mismo tiempo que ella. Su pensamiento avanza pero sus pies no le siguen y reflexiona diciendo:

“Pensamiento no andes tanto que no te puedo seguir, camina más despacio que no te puedo alcanzar”.

Necesito tiempo para aprender a dejar atrás todo aquello que no me permite avanzar, que me angustia. Me siento bella, lozana, con “la neurona tatuada”, por favor quiero seguir adelante, luciendo esta larga melena que tanto tiempo he tenido enredada en esa hiedra histórica; son mis ataduras que romper para ser “yo misma”.

Me caigo, me levanto, me vuelvo a caer, me apago, me reinicio. ¿Será este el camino que debo seguir? o quizás ¿es el camino que quiero iniciar?

Sea como fuere, es mi decisión y tengo la fuerza y valentía de seguir siendo yo, reconocerme y apreciar mi valía.

!! LIBERTARIA, ESA SOY YO¡¡

AUTORAS DEL CUENTO:

  • NATIVIDAD BALSELLS
  • PAQUI VICO

Visita al Aula Paredes

19 mayo, 2009

El Ciclo de Integración Social, participó en el mes de Marzo en una actividad complementaria en el Aula Paredes de Abla.

Con la finalidad de establecer una mayor  cohesión grupal, en otro contexto distinto al escolar, necesario para afianzar las  actitudes y aptitudes del Técnico de Integración Social.

El Aula Paredes esta enclavada en el entorno natural de Sierra Nevada, que es un contexto adecuado para poder llevar a cabo actividades  grupales de intervención del Tecnico de Integración Social, con distintos colectivos específicos.

Se realizaron actividades de Senderismo, Rocódromo y un Taller de elaboración de perfumes, y actividades lúdicas de busqueda del tesoro y animación grupal.

Equipo Educativo del Ciclo de  Integración Social:

María Angeles Monge

Paqui Vico

Encarna Padilla

Tasa de paro en las mujeres embarazadas

18 mayo, 2009

En la actualidad, la tasa de ocupación femenina se sitúa ya por encima del
50 %.

Una celadora embarazada lleva a juicio al Instituto Catalán de Salud, ICS, por despedirla durante una baja por riesgo durante el embarazo.

Una celadora del CAP de Pont de Suert, en Lérida, ha llevado a los tribunales a la Sanidad Catalana por haberla despedido durante una baja por riesgo durante el embarazo, aunque el ICS argumentaba que su contrato había finalizado.

La celadora llevaba trabajando en el citado centro de salud desde agosto de 2003, y fue en febrero de 2008 cuando solicitó una baja por riesgo de aborto en su 14ª semana de embarazo. En el mes de marzo, el Instituto Catalán de Salud envió una comunicación escrita a la trabajadora informándole que su contrato de trabajo finalizaba el último día de marzo.

La celadora ha demandado a la sanidad catalana pues afirma que no existe ningún contrato que finalizase en esa fecha, y que su despido se debe a su situación de embarazada, y al largo periodo de incapacidad temporal al sumarse el tiempo de la baja por riesgo que estaba disfrutando con la baja por maternidad que seguiría al parto.

Se considera que la conducta del Instituto Catalán de Salud atenta contra los derechos fundamentales de la asalariada al discriminarla por “razón de su embarazo” y por violar el derecho constitucional de igualdad ante la ley. La demandante considera que su despido debe considerarse nulo, pues no existía contrato que finalizase en marzo, y por haber sido discriminada por razón de su embarazo.
La reclamación recuerda a la sentencia que ya se dictó a finales de 2007 en Orense a favor de una trabajadora que se encontraba a punto de dar a luz cuando fue despedida. La sentencia vinculaba la decisión de la empresa de cesarla con la baja laboral provocada por la situación de embarazo.

REBECA VILLEGAS.
DEPARTAMENTO DE FOL

Despido nulo

18 mayo, 2009

Se considerará nulo el despido de la trabajadora embarazada, haya notificado a la empresa o no.

Hace pocos días conocíamos que la crisis que estamos atravesando ha hecho aumentar el numero de mujeres embarazadas que se quedan sin trabajo.
Como contrapartida, hoy nos enteramos que el Tribunal Supremo ratifica una previa del constitucional decidir declarar nulo todo despido a una trabajadora embarazada, incluso cuando la empresa desconociera la situación al momento de despedirla.

Hasta el momento era necesario que la empresa conociera que la mujer estaba embarazada para considerar el despido nulo, sin embargo la novedad está en que no hará falta que la empresa haya conocido la previa situación de embarazo para declarar nulo el despido. Es decir, no se exigirá a la trabajadora que demuestre en un juicio que la empresa conocía su situación.

Por supuesto que no hablamos de cuando existen razones objetivas para el despido como el cierre de la empresa o una conducta incompatible con sus obligaciones. El objetivo es el de proteger a la mujer contra los despidos indiscriminados solamente por el hecho de estar embarazada.

Desde luego, la teoría está muy bien, pero sabemos que en la práctica las cosas no son tan ideales y que lamentablemente hay muchas mujeres discriminadas en el trabajo por estar esperando un hijo, e incluso por tener la intención. Sin ir más lejos el embarazo es la primera causa de despido entre las mujeres trabajadoras.

Hay quienes no ven la sentencia del todo favorable para la mujer, pues creen que provocará aún más discriminación a la hora de contratar mujeres jóvenes en edad de ser madres. ¿Tú qué opinas?¿Consideras que es la nueva decisión del Supremo favorece a la situación laboral de la mujer?

DEPARTAMENTO DE FOL

Mercado Solidario

14 mayo, 2009

PROGRAMAS DE CUALIFICACIÓN PROFESIONAL DEL IES ALHADRA

 

Dentro del Módulo “Proyecto emprendedor” ,durante este curso se recrearon y se pusieron en funcionamiento dos ONGs:

“Unidas para Ayudar”( UPA )y “Alumn@s Peluquer@s Solidari@s”( APS.)

Dos de las actividades desarrolladas fueron una quincena de la solidaridad en la Peluquería y un Mercado Solidario con reposteria elaborada en el Centro por el alumnado y profesorado, así como artesanía.

El Mercado tuvo una gran acogida vendiéndose todo lo elaborado.

De ambas actividades se obtuvieron 173 Euros que han sido ingresados en la Cuenta de Unicef para la campaña “Gotas para Niger”.

Asi mismo se ha entregado en el Centro copia del ingreso y copia del fax enviado a UNICEF para que quede constancia de la actividad.

Valoramos muy positivamente el trabajo del curso, que nos ha permitido acercarnos al mundo de la Solidaridad y poder hacer actividades, que ademas de ser una fuente de aprendizajes han servido para una buena causa, como es contribuir a la mejora de las condiciones de vida de los niños/as de Niger.

 

Equipo educativo de los PCPI(s)

Mayo 2009

 

Estrés laboral

2 abril, 2009

¿QUÉ ES EL ESTRÉS EN EL TRABAJO?

El estrés es un mecanismo programado para poder huir de las amenazas del entorno. Este mecanismo hace que aumente nuestro ritmo cardiaco, la presión sanguínea y el metabolismo.

Según la comisión europea es un estado caracterizado por altos niveles de excitación y angustia por la sensación de no poder hacer frente a la situación.

SUS PRINCIPALES CAUSAS.

El desajuste entre los trabajadores y las condiciones de trabajo La monotonía y la falta de control, exceso o defecto de responsabilidad La exposición a riesgos físicos, químicos u organizativos.

IMPLICACIONES PARA LA SALUD.

Enfermedades cardiacas Cáncer Ansiedad o depresión La ansiedad suele formar parte de las reacciones de estrés de muchos trabajadores, mientras que la depresión suele ir mas ligada a la predisposición individual de la persona. Enfermedades gastrointestinales Enfermedades musculoesqueléticas Las enfermedades musculoesqueléticas se clasifican en: tensión muscular y traumatismos musculoesqueléticos. La tensión muscular deriva de la presión psicológica; y los traumatismos musculoesqueléticos derivan de condiciones e rgonómicas insatisfactorias.

PERFIL DE UNA PERSONA CON ESTRÉS

La susceptibilidad individual, la personalidad altamente comprometida con gran sensación de urgencia, la incapacidad de hacer frente a situaciones difíciles de forma e xitosa, conllevara a la persona más fácilmente a una crisis de estrés.

¿COMO PREVENIR EL ESTRES?

Debemos de evaluar los riesgos, evaluando las causa y actuando sobre estas, algunos determinantes pueden ser: la atmosfera laboral, evaluar como ésta aborda el estrés; demandas de sobrecarga y de exposición a riesgos; control de la situación, la influencia de los trabajadores sobre el trabajo; la manera de ser de las relaciones laborales, el apoyo entre los compañeros, con el jefe; y la formación, para dotar a los trabajadores a que puedan realizar su trabajo de la mejor manera posible.

Después debemos analizar los riesgos, determinando así el grupo de trabajadores que tiene mayor predisposición de sufrir estrés, tomar medidas, contrastar esas medidas, y p rever si es posible hacer más por ellos.

Finalmente debemos de conocer las posibles soluciones, como puede ser una comunicación abierta y apoyo y respeto mutuo, la valoración de las opiniones de los trabajadores, definición clara de los roles y responsabilidades de los trabajadores.

También debemos dotar a los trabajadores de suficientes recursos, de capacidad y responsabilidad. El personal deberá tener control para planificar su propio trabajo y tomar las decisiones sobre como debe quedar finalizado ese trabajo.

Realizar actividades de formación en la promoción de la salud, proporcionando estímulos al personal con información de retorno.

Finalmente debemos de registrar y evaluar los resultados cada cierto tiempo ante determinados factores.

Susana Hernández Lao

Loli López Maldonado

DEPARTAMENTO DE FOL.

El Plan Bolonia

21 marzo, 2009

Por Javier Carrasco

En la actualidad el tema “plan de Bolonia” ha saltado a todos los medios de comunicación por tratarse de una cuestión tan crucial como es la reforma de los estudios universitarios, pero, ¿Sabemos a ciencia cierta en qué consiste?

Se trata de un proceso que se inicia a partir de la Declaración de Bolonia (Italia) en 1999, donde los ministros de educación de la Unión Europea acordaron un proceso de convergencia para facilitar el intercambio de personas tituladas y adaptar el contenido de los estudios universitarios a las demandas sociales del presente. La declaración de Bolonia condujo a la creación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) que serviría de marco de referencia a las reformas educativas que se llevarían a cabo en los primeros años del siglo XXI.

Los cambios más sustanciales que pretende esta reforma afectan a las adaptaciones curriculares, las adaptaciones tecnológicas y a la financiación de las universidades.

Homologación de titulaciones.

Las nuevas titulaciones deben ser las mismas para todos los países firmantes, aunque existe libertad plena para elaborar los planes de estudios en cada universidad y país. La homologación es sólo de títulos, no de conocimientos. Se adopta un sistema basado en tres ciclos, (grado, máster y doctorado):  un primer ciclo de carácter genérico de 3-4 años de duración (Grado, Bachellor en inglés), y un segundo ciclo de 1-2 años de especialización, el Máster. Dicha especialización tendrá un precio aproximado de 2000 euros por curso. Las diplomaturas y licenciaturas desaparecen. Se establece un sistema internacional de créditos que cuenta no sólo las horas de clases teóricas, sino también las horas que invierte el alumno en realización de trabajos. También se promociona la movilidad de estudiantes, profesores e investigadores  en el espacio europeo.

Aprendizaje permanente.

Se ha creado el llamado Marco Europeo de Qualificaciones (MEQ, en inglés EQF) para el aprendizaje permanente. Su objetivo es vincular los diversos sistemas de calificación nacionales mediante ocho niveles de referencia comunes a toda Europa y que abarcan desde los certificados de educación escolar hasta el doctorado. Los niveles de referencia se definen en términos de resultados de aprendizaje y no en función del propio sistema de aprendizaje, como son la formación  o las asignaturas que componen un grado. Los resultados de aprendizaje se definen como “expresiones de lo que una persona en proceso de aprendizaje sabe, comprende y es capaz de hacer al culminar un proceso de aprendizaje” y se clasifican en tres categorías:

  1. Conocimientos: teóricos y/o fácticos.
  2. Destrezas: “cognitivas (uso del pensamiento lógico, intuitivo y creativo) y prácticas (fundadas en la destreza manual y en el uso de métodos, materiales, herramientas e instrumentos)”.
  3. Competencia: responsabilidad y autonomía.

Nuevas metodologías docentes.

Se aboga por nuevas metodologías didácticas que suplanten a las tradicionales clases magistrales. La evaluación será continua mediante el seguimiento diario al trabajo personal del alumno. Para llevar a cabo la evaluación continua se proponen principalmente dos herramientas: el uso de todas las posibilidades que ofrece Internet y las nuevas tecnologías TIC y las tutorías personales. La enseñanza será práctica con la intervención activa del alumno a través de ejercicios, trabajo en grupo, prácticas profesionales, etc.

Sistemas de financiación.

La reforma de la financiación universitaria consiste en la diversificación de los fondos de financiación, ya sea mediante el aumento de las tasas de matriculación o mediante inversiones de empresas privadas. Se pretende que sean las propias universidades las que se encarguen de su financiación y no el Estado.

Argumentos a favor y en contra.

Los que están a favor de la reforma dicen que el nuevo sistema de créditos es más justo que el sistema anterior ya que se tiene en cuenta las horas de trabajo no lectivo. También argumentan que el sistema de grado, máster y doctorado es el más universal. Asimismo, las nuevas tecnologías obligará al profesorado a una formación continua y en consecuencia a una mejora del nivel de enseñanza. Se espera que mejore las salidas laborales de los universitarios, ya que los títulos estarán reconocidos en todos los países firmantes del Proceso, además de porque los nuevos planes de estudios están más enfocados a la formación de los profesionales que la sociedad demanda. Que la universidad tenga entre sus objetivos ser más eficaz y eficiente en su respuesta a las demandas sociales no implica necesariamente un mercantilismo de la misma.

En cuanto a los detractores, se quejan de una falta de democratización a la hora de elaborar los nuevos planes de estudios, eliminándose asignaturas, e incluso carreras sin antes hacer un debate en el que participaran todos los sectores afectados. Otros critican la falta de financiación europea y nacional y la desaparición de muchas becas, en favor de  los llamados “préstamos-renta”, préstamos públicos ligados a rentas futuras. Pero las mayores críticas van dirigidas a los nuevos sistemas de financiación que al parecer de muchos somete el régimen de funcionamiento de las universidades a las necesidades del mercado y a las exigencias de la empresa privada.

Protestas estudiantiles.

Últimamente se ha incrementado el número de protestas estudiantiles, organizados por asambleas universitarias, en numerosos campus españoles.  Se manifiestan en contra de este proceso y llaman a un paro total para iniciar las conversaciones como representantes legítimos de los estudiantes. Hechos lamentables como los ocurridos el pasado 18 de marzo de 2009 en  Barcelona, con la brutal actuación de la policía (Mossos d’Esquadra) frente a los estudiantes que se manifestaban, no deberían repetirse en un país democrático como el nuestro

Video de David Martín

Concurso de Fotografia del proyecto de Coeducación Iguales

11 marzo, 2009
Ya conocemos el resultado del concurso de fotografía “Rompiendo estereotipos.  El trabajo NO tiene género“, realizado dentro del proyecto de coeducación Iguales que se desarrolla en el IES Alhadra y en el que han participado, con sus fotografías, más de 30 alumnos y alumnas de diferentes centros educativos.  En el blog de coeducación podemos encontrar todas las fotos premiadas en el cocurso, así como todas las participantes. 

Vemos aquí las fotografías seleccionadas en el concurso, así como a los premiados y premiadas recogiendo su reconocimiento.  El acto de entrega de premios se realizó el día 9 de marzo en el salón de actos del IES Alhadra.

1º Premio EL HOMBRE DEL SIGLO XXII - Carmelo Sánchez

1º Premio "EL HOMBRE DEL SIGLO XXII" - Carmelo Sánchez

 
1º Premio - Carmelo José Sánchez - 1º CFGM Laboratorio e Imagen

1º Premio - Carmelo José Sánchez - 1º CFGM Laboratorio e Imagen

 

2º Premio: LIMANDO PROYECTOS MACHISTAS - María José Martínez

2º Premio: "LIMANDO PROYECTOS MACHISTAS" - María José Martínez

 

2º Premio - María José Martínez Jiménez - 1º CFGS Lengua de Signos

2º Premio - María José Martínez Jiménez - 1º CFGS Lengua de Signos

 

3º Premio: T.S.E.I. EN CARNAVALES - Manuel Pérez

3º Premio: "T.S.E.I. EN CARNAVALES" - Manuel Pérez

 

4º Premio: LA MUJER Y SU TRABAJO - Manuel Lozano

4º Premio: "LA MUJER Y SU TRABAJO" - Manuel Lozano

 

4º Premio, Manuel José Lozano Navarro - 4º ESO A

4º Premio, Manuel José Lozano Navarro - 4º ESO A

 

5º Premio: ESPANTAPAJAROS - Ángela García

5º Premio: "ESPANTAPAJAROS" - Ángela García

5º Premio, Ángela García Espejo - 4º ESO A

5º Premio, Ángela García Espejo - 4º ESO A

 

6º Premio: NOSOTRAS TAMBIÉN PODEMOS - María del Mar Compán

6º Premio: "NOSOTRAS TAMBIÉN PODEMOS" - María del Mar Compán

 

6º Premio, María del Mar Compán Rodríguez - 1 CFGS Educación Infantil

6º Premio, María del Mar Compán Rodríguez - 1 CFGS Educación Infantil

 

Peluquer@s solidari@s

22 febrero, 2009

ASOCIACIÓN ALUMN@S PELUQUER@S SOLIDARI@S

PCPI AUXILIAR PELUQUERIA. IES ALHADRA

CONSTITUCION DE LA ASOCIACION: ALUMN@S PELUQUER@S SOLIDARI@S

Somos los alumn@s del P.C.P.I de Auxiliar de Peluquería del I.E.S Alhadra..

Hemos constituido una asociación llamada Alumn@s Peluquer@s Solidari@s (APS)

Nuestro objetivo es obtener dinero para ayudar a UNICEF!:

Pensamos hacer varias actividades , la primera una Quincena de la Peluquería solidaria que irá del 2 al 13 de febrero.

La segunda un mercado de repostería y artesanía los días 20 y 27 de marzo de 2009 , ambas actividades conjuntamente con la Asociación“Alumnas Unidas para Ayudar” del PCPI de Auxiliar de Estética.

ANIMAMOS A COLABORAR CON ESTA ACCION SOLIDARIA